Porque hanmade?

El hacer las cosas con las manos tiene un ritmo especial, tiene un tiempo distinto. El resultado final, lo hace un producto particular y único.Es un esfuerzo real e importante que poca veces se ve y valora. Se te van horas sacando un modelo distinto, sacando un corte especial, sacando un nuevo punto de crochet, sacando un nuevo producto. Es crear, diseñar, confeccionar, buscar los materiales necesarios para esa idea o proyecto para transformarlo en algo real y tangible. Le das un nuevo  significado a tu trabajo, le pones mucho amor, infinita entrega y  sobre todo, haces un producto único e irrepetible. Eso es lo que encanta y cautiva de los trabajos hanmade.

No hay producción en serie, no hay 1000  productos iguales, no hay explotación de otros en su elaboración, no hay grandes presupuestos ni millonarias cifras detrás de ellos. Solo hay dos manos creativas, ingeniosas, que buscaron una alternativa distinta, una manera diferente, que se atrevieron y dieron un paso, con fuerza y determinación, para intentar vivir de lo que hacen.

hecho_a_mano_2362_635x

Y digo “intentar” porque pucha que es difícil. Yo me saco el sombrero frente a todas esas madres que buscan con su emprendimiento poder vivir de ellos y mantener a sus familias. Y no solo es poder vivir de ellos, es poder estar más con sus hijos, poder vivir de algo que le gusta y les apasiona, poder conciliar su vida laboral con la familiar, poder tener una vida distinta. Algunas lo harán con más herramientas que otras, algunas lo lograran con ayuda de su propio núcleo familiar y otras lo harán con pequeñas apoyos externos. Algunas sólo lo harán de manera presencial y otras lo harán utilizando plataforma digitales o  combinando estas dos últimas maneras. Algunas organizaran ferias y encuentro en su comunidad para vender sus productos, otras optaran por dejar sus creaciones en tiendas amigas. Maneras para poder llegar a vender su producto son muchas, tan variadas como lo quiera cada madre emprendedora.

Sin embargo, no es fácil. No es fácil ser emprendedor con tu propio negocio, menos con productos hanmade. Los tropiezos y dificultades pueden llevarte a desechar rápidamente la idea de tener tu emprendimiento. Más aun si tienes hijos pequeños. Y lo digo, porque ser madre ya es todo un desafío, una proeza que requiere  nuestra máxima entrega y dedicación. Entonces te dará cuenta que trabajar con tus hijos dando vueltas a veces puede ser muy inspirador, pero en otras ocasiones puede volverse un caos monumental. Y no lo digo porque nos falta paciencia o algo así, sino porque hay veces en que simplemente no se puede. Y es ahí donde esperamos la bendita hora que los niños se duermen para poder trabajar con tranquilidad, o prefieres levantarte de madrugada para alcanzar a terminar las entregas programadas. Por eso digo que no es fácil. Porque a todas las dificultades que ya de por si tiene cualquier emprendimiento, a las madres tenemos que sumarles el factor “hijos”, que finalmente, es por ellos se opta por este camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s